servicio-domestico-en-malaga-con-interdomicilio

Contratos y convenios diferentes para el servicio doméstico

Cuando todos en casa trabajamos es muy difícil mantener la limpieza y el orden en el hogar, todo se nos atrasa y cuando decidimos dedicarnos a organizar todo, se hace bastante pesado, siendo en estos momentos cuando la contratación de un servicio doméstico en Málaga se hace necesaria.

¿Por qué contratar una empresa de servicio doméstico en Málaga?

Nada mejor que llegar a casa y encontrar todo limpio y cada cosa en su lugar, lo cual nos permite dedicarnos a actividades relajantes, compartir tiempo con la familia y a descansar.

Contrato y convenio de empleados domésticos

Lo primero que debes tener en cuenta es que la contratación es obligatoria desde la primera hora de trabajo, de acuerdo a lo que está establecido en la ley, independientemente de que el empleado domestico esté contratado por ti o por una empresa de servicio.

Si el empleado cuenta con varios empleos, debe tener entonces un contrato por cada uno que puede quedar establecido de palabra o por escrito, a todas luces es más conveniente que se celebre por escrito y más cuando el contrato sea de duración determinada y se extienda más de cuatro semanas.

Cuando las partes acuerdan un contrato verbal y la duración se extiende más de cuatro semanas, queda sobreentendida la celebración de un contrato por jornada completa y tiempo indefinido, lo cual es importante tener en consideración.

Una vez acordada la contratación por escrito, esta debe ser presentada en paralelo con el alta del empleado en la Seguridad Social.

¿Cuanto duran los contratos?

La contratación de un empleado domestico puede hacerse de dos formas, por tiempo indefinido y por duración determinada.

Adicionalmente se puede establecer un periodo de prueba de dos meses máximo sin que eso implique la obligación de contratar al empleado y tampoco conlleva al pago de indemnización alguna.

Qué debe contener el contrato

Como mínimo el contrato debe contener la siguiente información:

  • Identificación de las partes que intervienen en la contratación
  • El salario o la jornada laboral
  • Indicar la existencia de prestaciones en especie
  • Informar sobre la existencia de tiempos de presencia pactados y su duración; en caso de existir remuneración también de debe indicar
  • Indicar si se establece pernocta en el domicilio
  • Cuando no hay contratación escrita y el periodo de trabajo se extienda a más de cuatro semanas, el empleado debe tener información como mínimo de las condiciones antes descritas
  • Ahorra tiempo y papeleo

Si te parece muy complicado contratar directamente al empleado doméstico, tienes la opción de acudir a una empresa de servicio lo que de entrada te elimina la relación laboral con el trabajador y todo el papeleo que esto conlleva.

En el caso de que necesites un empleado a tiempo completo o interno, lo recomendable es que busques los servicios de una agencia de colocación reconocida, ya que son expertos en conseguir personas con el perfil mínimo requerido para estos casos, la empresa se encarga de asesorarte en lo necesario y queda bajo tu responsabilidad la relación laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *