Cuidadoras de personas mayores dependientes

Las personas dependientes suelen ser esas que requieren tanto de cuidados como de la ayuda que puede proporcionarle otra persona al momento de realizar las tareas básicas, como comer, lavarse y desplazarse, etc.

Ahora bien, al cuidar a un adulto dependiente, es importante poder darle la oportunidad de mantener su autonomía siempre que sea posible, y una gran forma de garantizar esto es a través del apoyo que pueden proporcionar las cuidadoras de personas mayores en Málaga, por ejemplo.

Y es que estas cuidadoras consisten en profesionales especialmente formadas para cubrir cada una de las necesidades individuales que puedan presentar los adultos dependientes, de modo que son responsables de ofrecerle toda la atención, y apoyo necesario.

Así, las cuidadoras son capaces de ajustarse a cualquier clase de circunstancias, teniendo en cuenta que todos los pacientes son diferentes y poseen un grado de dependencia distinto, al igual que diversas necesidades.

Funciones principales de una cuidadora de adultos dependientes

mujer con anciano

Las cuidadoras son profesionales cuya principal función consiste en atender las diversas necesidades que presentan las personas mayores dependientes, ya sea por alguna enfermedad, una discapacidad, o simplemente por su edad.

Se trata de profesionales del cuidado que además de tener experiencia, también cuentan con una formación especial.

En cualquier caso, al momento de decidir contratar los servicios de una cuidadora para adultos dependientes, resulta fundamental saber qué funciones son las que desempeñan; en este sentido, cabe mencionar que la asistencia proporcionada por estas profesionales abarca especialmente las siguientes 4 áreas:

  • Tareas básicas como ir al baño, bañarse, comer, entre otras cosas.
  • Tareas domésticas, ayudas de gestión y transporte.
  • Apoyo emocional y compañía.
  • Actividades médicas, y/o de enfermería.

¿Qué servicios ofrecen las cuidadoras de personas dependientes?

Disponer de la ayuda de una cuidadora de ancianos dependientes dentro del hogar, resulta muy acertado para lograr redistribuir las tareas diarias de modo que cada miembro de la familia pueda beneficiarse con este cambio, sobre todo el adulto mayor que recibirá dichos servicios de forma directa.

Ya que entre sus funciones se incluyen el mantener limpia y ordenada la habitación de la persona mayor, hacer su cama, y cambiar las sábanas cuando sea necesario, e incluso preparar sus alimentos, etc.

ayuda a domicilio

Asimismo, es posible solicitar a estas profesionales que se encarguen de actividades que tienen lugar fuera de casa, por ejemplo, el llevar de paseo al anciano dependiente garantizando siempre su seguridad. Igualmente, las compras podrían incluirse entre sus responsabilidades, específicamente la compra de aquellos elementos que pueda requerir la persona bajo su cuidado; al igual que la elaboración de una dieta que se ajuste a sus necesidades.

En cualquier caso, se puede decir que entre los principales servicios ofrecidos por las cuidadoras de adultos mayores dependientes, destacan los siguientes:

Cuidado y necesidades básicas

Las cuidadoras se encargan de ayudar a los ancianos dependientes de mantener buenas rutinas de higiene, asistiéndolos al momento del baño, especialmente al ser personas encamadas.

También les ayudan con el cambio de pañal (en caso de usarlo), cambio de ropa, peinado e incluso con el tratamiento, y la prevención de úlceras, etc.

Compañía

Estas profesionales también tienen la capacidad de proporcionar a los ancianos la compañía que necesitan, a fin de prevenir el desarrollo de los posibles problemas asociados con la soledad durante la vejez.

De este modo, no solo les ofrecen acompañamiento a lo largo del día, sino también durante las noches, ya sea dentro del hogar, durante las citas médicas, o en cualquier otra ocasión.

Movilización de enfermos

Una cuidadora se encargará de igual modo de supervisar siempre a los ancianos bajo su cuidado, asegurando que puedan tener cambios posturales, e incluso paseos alrededor del interior y el exterior de la casa.

Alimentación

Igualmente, se aseguran de elaborar una dieta diaria saludable y variada, la cual se ajuste por completo a las necesidades que presente la persona dependiente a su cuidado.

Para esto, crearán menús saludables, además de encargarse de preparar sus comidas, e incluso de supervisar la toma de nutrición enteral a través de sonda, y controlar la toma de medicamentos.

Labores domésticas

Asimismo, realizan las labores domésticas cotidianas dentro del hogar, o asociadas a la persona mayor dependiente, llevando a cabo la limpieza y orden del inmueble a fin de garantizar un espacio limpio, acogedor y seguro para el anciano.

Fomentar actividades

De igual manera, las cuidadoras también se asegurarán de fomentar tanto la actividad como las relaciones sociales del adulto mayor junto a las personas que formen parte de su entorno.

Aspectos asociados tanto al cuidado de los ancianos como de su entorno

Los cuidados dentro del domicilio de las personas mayores dependientes representan una gran  ventaja no solo para los ancianos, sino también para toda su familia, y es que sin importar el grado de dependencia que pueda tener el adulto mayor, las cuidadoras se asegurarán de ayudarles con las diversas tareas cotidianas.

Así, en aquellos casos donde los ancianos tengan una mayor independencia, las cuidadoras les ayudaran en tareas como los cuidados básicos, acompañamiento, monitorización y control de medicación, etc., mientras que al tener una mayor dependencia, estas profesionales no solo les ayudarán con lo anterior, sino que además les proporcionaran una asistencia especializada que se adapte por completo a sus necesidades.

Por lo que se podría decir que las cuidadoras de personas mayores dependientes son responsables de estos adultos, por los que sus funciones abarca todos aquellos aspectos asociados tanto al cuidado de los ancianos como de su entorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.